“CONOCIENDO LA DIVERSIDAD” Letras muertas

Las leyes que dan forma a la estructura legal venezolana colman los anaqueles de las librerías y ocupan el ciberespacio, ¿pero cuántas de ellas son respetadas? ¿Cuántas verdaderamente norman la vida de los ciudadanos?

Por:  Dalia Sánchez-Caridad @dalitacaridad /daliasanchez@gmail.com

Cuando se trata de la diversidad, la Ley no solo es irrespetada sino casi pisoteada por las instituciones, empresas y hasta por las personas que en el transcurrir de sus días la observan como una realidad tan lejana como ajena y son incapaces de ponerse en el lugar de todos aquellos que viven la diversidad.

El escribir estas líneas con cierta regularidad ha hecho que escuche y lea toda clase de quejas, denuncias así como también casos de discriminación. Gracias por su confianza. Una a una serán expuestas sus vivencias, siempre evitando los señalamientos públicos que puedan acarrear consecuencias negativas en el proceso de integración vigente.

A principios de año escribí en este espacio “Vacaciones a la fuerza”, columna en la cual centré la atención hacia la integración laboral de las personas con discapacidad. En aquel entonces desconocía de empresas que, al ser inspeccionadas, efectivamente cumplen con el 5% de empleados con diversidad funcional (cuota mínima establecido por la Ley) pero que para evitar “gastos” de adaptación de las estructuras para hacerlas accesibles –si bien se trataría de inversión– no contratan a trabajadores con movilidad reducida. El usar una silla de ruedas, unas muletas o un bastón pesan más que el resumen curricular. Dicho en otras palabras, maquillan una terrible discriminación y logran evadir sanciones.

Es por ello que existe la necesidad imperiosa de no acatar las leyes por el simple hecho de evadir penalizaciones. Estoy convencida de que los cambios, para que sean profundos y efectivos, deberán partir del absoluto convencimiento de que con ellos se incrementará la calidad de vida en nuestra imperfecta sociedad. Convivamos con las leyes, que cumplan su propósito y normen la vida de los ciudadanos para que dejen de ser simplemente un cúmulo de letras muertas.

Recomendaciones:

Ley para las personas con discapacidad (2007)

Consulta pública del proyecto participativo del reglamento de la ley para las personas con discapacidad (En curso)

(Colaboradora @EnMaracaibo: Dalia Sánchez-Caridad @dalitacaridad /daliasanchez@gmail.com)

Leave a Reply