Jóvenes lectores ponen a prueba su imaginación en la Biblioteca Pública

Estudiantes del Liceo Octavio Hernández conforman el Círculo de Lectores que se reúne cada lunes, desde diciembre del año pasado, en los espacios de la Biblioteca Pública del Zulia ‘María Calcaño.

El Círculo de lectores está coordinado por Luis Barraza, Génesis Villalobos y Mariana Ramírez, estudiantes de los últimos semestres de la Escuela de Letras de La Universidad del Zulia, quienes aportan su formación académica para estimular en los jóvenes la escritura de poemas, cuentos cortos y otros géneros literarios desde sus necesidades e intereses con un sentido creador.

Según Barraza, “la idea es tratar de despertar el interés por la lectura”. No como una opción sustituta o de castigo frente a, por ejemplo, el uso de la computadora, “sino que los ayude en el conocimiento y el disfrute del acto de leer y que no lo vean como un peligro para otras actividades. Solemos traerles autores que les gusten mucho. A través de eso, la idea es guiarlos, que vean no solo las anécdotas sino lo que hay más allá de ese cuento”.

Dentro de las lecturas que han cautivado a los participantes se encuentra “Un regalo para Julia” de Francisco Massiani, porque contiene un lenguaje coloquial y humorístico que plantea la  triste realidad de un personaje vacío: el de la muchacha bonita de la cual todos están enamorados, “pero el muchacho cuando la conoce a fondo se da cuenta que es una persona vacía, que no vale la pena”, expresó Barraza.

Barraza comentó también que han compartido lecturas del escritor venezolano Gabriel Jiménez Emán, “que trabaja los microcuentos, los cuales son un poco surrealistas, y que también gustan a los muchachos. Hoy leímos a Roald Dahl, escritor de ‘Charlie y la fábrica de chocolate’, ‘Matilda’, entre otros, que son relatos de humor negro”. En ocasiones, apunta Barraza, abordan temas más complejos como la muerte, cuentos que están más dirigidos a adultos, pero que con ellos intentan abrir las posibilidades lectoras de los jóvenes, la exploración de otros mundos a través de la lectura.

El día de hoy se reunieron en la Sala de niños, niñas y adolescentes “Amenodoro Urdaneta” para realizar un breve taller de escritura, como preparación hacia la elaboración de productos literarios tales como poemas y otros escritos en prosa que sean originales. Esto con la idea de que se recopilen en un libro o, bien, se carguen en la plataforma de la Biblioteca. “La dinámica consistió en que, a partir de frases ya elaboradas, ellos le dieran continuación a través de recursos como la metáfora o las comparaciones. Leímos el cuento ‘El deseo’, de la antología ‘Relatos escalofriantes’ de Roald Dahl, con el propósito de introducirlos en el mundo de la literatura e ir logrando una escritura más literaria y metafórica” manifestó Barraza, quien se sintió complacido por el avance que han demostrado los estudiantes del Octavio Hernández.

Participantes

Dairelys Gutiérrez. 16 años. “Muchos piensan que esta actividad no va a generar nada, pero a través de ella nos hemos sentido identificados con autores como Laura Antillano, Paulo Coelho, Edgar Allan Poe, Horacio Quiroga, entre otros. Estas actividades nos permiten expresarnos y saber que tenemos una mente creativa, capaz de plasmar cosas tan hermosas como las de esos autores. Hemos tenido diversas actividades: leer un texto, luego contar qué nos pareció esa escritura y, finalmente, escribir algo al respecto; posteriormente, se ha proyectado un cortometraje,  del cual se hizo una comparación de cómo se puede llevar un cuento a una película y sus elementos, y cómo nos sentimos nosotros al ver la película y luego leer el cuento. Finalmente, nos han pedido que escogiéramos un tema de nuestra preferencia y  que tratemos de traer poemas, versos o cuentos cortos”.

Kevin Molina. 17 años. “Entré porque me gusta mucho la lectura. Se realizan lecturas cómicas. Aquí me siento bien. Hasta ahora no he tenido dificultades, solo que a veces he sentido pena al escribir algo. Sería bueno que se integraran nuevos muchachos que les guste la lectura y quieren expresarse. Hay muchos muchachos que, gracias a esta iniciativa, han perdido la timidez inicial”.

 

(Cortesia Oficina de Prensa Biblioteca Pública del Zulia “María Calcaño”)

 

Leave a Reply