Biblioteca Pública “María Calcaño” dio la bienvenida al Mercado de Antigüedades 

El pasado 9 de mayo la Biblioteca Pública “María Calcaño abrió sus puertas al Mercado de Antigüedades, propuesta que permitió reunir a coleccionistas de la región para dar a conocer el pasado por medio de objetos de gran valor histórico, así como desarrollar la conciencia coleccionista en el ciudadano.

La Gerente de Servicios de esta Casa del Saber, Amanda Antillano, fue la responsable de esta actividad, manifestando “es una idea diferente para que los usuarios y usuarias puedan conocer un poco nuestros antepasados, es por este motivo que hoy están reunidos 14 coleccionistas, cada uno en su especialidad ofreciendo a la venta accesorios antiguos de mucho valor e historia”

También Antillano resaltó: “A través de esta actividad tenemos la plena seguridad que las  nuevas  generaciones  que visiten la Biblioteca Pública, empezarán a tener esa pasión por conservar lo nuestro”.

Durante el evento del Mercado de Antigüedades, los coleccionistas mostraron sus más extraordinarios productos, tales como: carros de los años 1933, radios de la Segunda Guerra Mundial, libros que datan de 1833 y cuentos de esos suplementos como “La Pequeña Lulú”, que en esta época no son mencionados, pero que en años anteriores eran las preferidas por todo el público; además postales, lámparas, velas, discos, artículos de cocina y adornos en porcelana y cerámica.

Para los participantes lo más importante es dar a conocer la importancia que tienen sus objetos y que los visitantes queden convencidos que hay que apreciar lo que se conserva y es historia por más simple que sea. Pilar Arconado, destacó, “cada uno de mis artículos tienen un gran significado en la historia, como los binoculares que llegaron a mis manos por el propietario, y la importancia es que son de la Segunda Guerra Mundial… Cuando un coleccionista tiene una pieza única de mucho valor y significado, se siente realizado porque se ve el fruto deseado”.

Juan Carlos Farías, coleccionista y participante del Mercado de Antigüedades, puntualizó: “Es una colección muy variada de carros, así como de aviones que datan de 1980… Estoy en la búsqueda de carros de 1960… El tener esta colección ha sido de mucha satisfacción porque pequeños y adultos disfrutan al ver estas colecciones y de alguna manera podemos intercambiar información, además de que se llevan la inquietud del arte de coleccionar… La selección de carros Volkswagen ha sido una de las más valiosas, porque tengo el primero de la historia del año 1938”, acotó el coleccionista.

El Mercado de Antigüedades desarrollado en las instalaciones de la Biblioteca Pública ha sido una excelente opción para el disfrute y provecho de los usuarios y usuarias, por lo que desde la Gerencia de Servicios se asume el compromiso de realizar este evento los segundos sábados de cada mes.

(Cortesia Oficina de Prensa Biblioteca Pública del Zulia “María Calcaño”)

Leave a Reply